Exif_JPEG_420

Pena ajena dan palapas del parador turístico de Río Lagartos

Screenshot_20171231-221351El parador turístico que se encuentra en el ojo de agua “Chiquilá” en Río Lagartos, pena ajena produce en vista del mal estado que se encuentran varias de las palapas adyacentes al atractivo turístico, además de proyectar pésima y espantosa imagen el turismo nacional e internacional.

Vector Yucatán estuvo ahí hace algunas horas y se pudo constatar el estado de abandono que se encuentra las palapas sin que ninguna autoridad ya sea Gobierno del Estado o Ayuntamiento de Río Lagartos tomen cartas en el asunto.

En plena temporada alta de turismo, el deplorable estado de las palapas, derivó en agrios comentarios de los turistas, algunos de ellos en twitter, donde hacían referencia grotesca y soez del kiosco que se encuentra en el malecón de este puerto.

En una edición anterior Vector Yucatán también advierte  que  paz, la tranquilidad y el sosiego que se vive en Río Lagartos ahora pende de un hilo, ante la paulatina invasión de pescadores furtivos de pepino de mar, quienes van en busca de la expansión de territorios para su operación y nuevos puntos para la captura del equinodermo.

Informamos que en fechas recientes ha sido palpable en Río Lagartos, la presencia de personas de otros puntos del estado así como de otras entidades tratando de reclutar a pescadores y cooperativistas para que participen en la pesca ilegal de pepino de mar, lo que  constituye una grave  amenaza a la paz y tranquilidad de esta comunidad.rio-lagartos-tour-by-boat-from-holbox-01

De nueva cuenta se insiste y es imperativo una  autoridad con carácter y fuerza para hacer frente a la creciente amenaza de la inseguridad que podría poner en riesgo la actividad turística, “mano de hierro” por parte del Ayuntamiento saliente así como  una autoridad municipal entrante con fuerza  y carácter, además empapada en los asuntos de seguridad, la cual es vital para la economía de Río Lagartos cuya principal fuente de ingreso es el turismo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *