materno

Madre de familia pierde a su bebé en el Centro Materno Infantil por Negligencia Médica

Grave denuncia contra el Hospital Materno Infantil de la Secretaría de Salud de Yucatán, tras el fallecimiento de un feto en el vientre de su madre debido a presunta negligencia médica.

Los integrantes de la familia Castillo  Israel y Edgar Castillo tras informar que la hermana de ambos al concluir su su embarazo el día 28 d diciembre, la ginecóloga la mando a su casa por que según ella le faltaba una semana más.

Sobre el fallecimiento la Secretaría de Salud no ha emitido comentario alguno y si en cambio guarda silencio cómplice, el silencio que caracteriza a la putrefacta administración de la actual Secretaría de Salud de Yucatán.

El bebé debió nacer el día 28, pero los médicos del Centro Materno Infantil se negaron a realizar la operación cesarea o preparar a la madre para las labores de parto, la negligencia y la deshumanización que prevalece en ese hospital es evidente, más que clara  y que desembocó con la muerte de un bebé y ahora la vida de una joven madre de familia corre peligro ya que el producto comenzó a descomponerse en el vientre materno.

Los quejosos informan que  la noche del martes la madre de familia  empezó a sentirse mal,  presentó dolores de parto  y sangrado la bebé a un se movía en su vientre el pasado martes.

Ambos hermanos refieren que su hermana entro a valoración y le dijeron que su bebé había muerto ese mismo martes por la noche.

Los familiares señalaron que  en ese momento los doctores se debieron movilizar y aún así no hicieron nada por salvar al bebé ni por más que el bebé estaba muerto en el vientre.

Tampoco no  hicieron por operarla a pesar de tener el producto muerto lo que comenzó a provocarle  dolor y se le informo al médico de dicha situación.

La familia señala que  los médicos querían que la paciente expulsara al bebé por medio de parto natural, labor que realizó durante 16 horas sin éxito toda vez que no querían realizar la intervención quirúrgica que el caso ameritaba.

Fue este miércoles a las seis de la tarde que fue operada para retirar el producto muerto y   no quieren quieren entregar el cuerpo de la bebé para darle santa sepultura ya que según los médicos del Materno Infantil  no hay formatos y redactaron uno en el que cita que la fechya de deceso fue en el 2016, cuando hoy es 2018 y hasta este jueves no les habían entregado el cuerpo.

La familia pide justicia y se actúe en consecuencia contra los negligentes médicos del Materno Infantil y el Dr. Jorge Ávila a quien responsabilizan de la pérdida de la menor.

Incluso la familia ya contrató servicios funerarios, pero aun no reciben el cuerpecito de la bebé.

Cabe señalar que no es la primera muerte que se registra en ese hospital ahora denominado hospital de la muerte, ya han habido múltiples casos y las autoridades, en especial la Secretaría de Salud y su responsable Jorge Mendoza Mézquita guarda silencio cobarde y cómplice ante los decesos y las negligencias.

 

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *