Inmediata respuesta municipal a una queja de recicladores

 

Mérida, Yucatán 27 de febrero de 2020. Como parte del gobierno de puertas abiertas que encabeza el alcalde Renán Barrera Concha, esta mañana recibieron atención inmediata integrantes de la Asociación de Recicladores de Yucatán, quienes acudieron a solicitar apoyo para la regularización de sus establecimientos, conocidos como recicladoras.

Acompañada del subdirector de Gobernación, Ricardo Cebada Ricalde, la directora de la oficina de Presidencia, Valerie Amador Hurtado, recibió a una comisión encabezada por el presidente de la citada agrupación, Gabriel Molina Vázquez y luego de escuchar sus peticiones ofreció todo el apoyo del municipio para regularizar los establecimientos que fueron clausurados por no cumplir con el permiso de uso de suelo.

Los representantes de los recicladores y el Ayuntamiento acordaron una nueva reunión en un mes para verificar los avances logrados en los trámites ante Desarrollo Urbano por el uso de suelo.

El líder de los recicladores presentó 10 casos en específicos a las autoridades y también se comprometió a trabajar con los propietarios, a fin de que realicen las adecuaciones necesarias para obtener los permisos.

En este punto hay que destacar que la directora Amador Hurtado les ofreció también el apoyo, a través de los créditos Micromer, para realizar las adecuaciones necesarias, a fin de que puedan operar apegados a las normas.

Asimismo, acordaron mantener comunicación directa para ofrecerles asesoramiento municipal en el proceso, de manera que se faciliten los trámites para obtener los permisos.

Cabe señalar que desde hace 10 meses, cuando la asociación se acercó a la Dirección de Desarrollo Urbano por el tema de la regularización, recibió toda la información requerida para los 10 casos presentados y se les ha recibido en reiteradas ocasiones por el mismo tema y con explicación sobre la documentación legal y técnica necesaria para su regularización.

A la fecha, el Ayuntamiento tiene un acumulado de 50 denuncias ciudadanas contra ese tipo de establecimientos desde 2017 y de éstos cuatro se presentaron en lo que va de 2020.

A la salida de la reunión, el líder explicó a los recicladores que esperaban a las puertas del Palacio Municipal los acuerdos tomados y los exhortó a trabajar y poner de su parte para lograr la regularización de los establecimientos.

Recalcó que las clausuras de los establecimientos se realizan luego de que el Ayuntamiento recibe denuncias ciudadanas porque el funcionamiento de las chatarrerías no regularizadas, es decir, sin las instalaciones adecuadas, ocasiona contratiempos como malos olores, contaminación, fauna nociva y problemas de tránsito por las labores de carga y descarga del material que manejan.

El Ayuntamiento analizará caso por caso los diez presentados en la reunión para darles la mejor solución posible.

Para este Ayuntamiento es fundamental cumplir y hacer cumplir la ley y normativa vigente con el fin de garantizar el derecho y la convivencia armónica de todos los ciudadanos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *